Fibromialgia

10 de mayo, 2018

La Fibromialgia es un problema neurológico, caracterizada por la presencia de dolor crónico musculo-esquelético generalizado, que suele coexistir con otros síntomas, fundamentalmente fatiga severa y problemas de sueño. También pueden estar presentes rigidez por la mañana, dolores de cabeza, periodos menstruales dolorosos, sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies, falta de memoria o dificultad para concentrarse, entre otros.

No hay ninguna prueba para diagnosticar esta enfermedad pero es posible que necesites análisis de laboratorio o radiografías para descartar otros problemas de salud. A menudo la fibromialgia se confunde con la artritis reumatoide o el lupus, pero en estos casos existe inflamación en las articulaciones y los tejidos.

También comparte síntomas con un mal funcionamiento de la hormona tiroidea y es que, algunos expertos teorizan que la fibromialgia y la fatiga crónica son en muchos casos un conjunto de síntomas debidos a un problema de hipotiroidismo subyacente. Un investigador líder en el examen de esta relación es el Dr. John Lowe que publicó un trabajo informativo sobre el tema en la década de los 90’s.

El déficit de ácido málico y magnesio también podría tener un papel importante en la sintomatología de la enfermedad, según el estudio clínico de la de la Universidad de San Antonio Texas, realizado en 1995 por los Dres. RUSSELL I. J.; MICHALEK J. E.; FLECHAS J. D.; ABRAHAM G. E.; que se publicó en la revista Journal of Rheumatology. En este estudio se observa una reducción del dolor, en muchos pacientes, a las 48 horas de iniciar el tratamiento.

Uno de los exámenes más eficaces para detectar una fibromialgia consiste en presionar los puntos de nuestro cuerpo en donde se suele concentrar el dolor severo. Al presionar estos puntos gatillo, la persona afectada experimenta un dolor insoportable en al menos 11 de los 18 puntos sensibles.

puntos-gatillo

Las causas no están claras pero situaciones de estrés pueden ser un factor desencadenante, con lo cual la reducción del estrés basada en Mindfulness ha demostrado mejorar significativamente los síntomas de la fibromialgia. También se recomienda realizar un ejercicio regular, como mínimo tres veces a la semana.

La magnetoterapia resulta muy eficaz en el tratamiento de todo tipo de procesos inflamatorios y dolorosos, ya que  ayuda a regenerar los tejidos tratados y con ello a mejorar la sintomatología de la fibromialgia.

También hay que mantener una dieta saludable, reduciendo al mínimo el consumo de cereales y eliminando exitocinas como el glutamato o el aspartato.

Además hay que asegurar una correcta salud intestinal, ya que el intestino actúa como primera barrera inmunológica evitando que sustancias químicas indeseadas o patógenos, puedan pasar al interior del organismo.

Como ves una enfermedad tan compleja como la fibromialgia requiere de un enfoque general para atajar los principales síntomas de este trastorno, con el fin de mejorar la calidad de vida. Hay que reducir la sensibilidad al dolor, mejorar la calidad del sueño, potenciar el sistema inmunológico y eliminar el estrés.

Si no quieres vivir con dolor ven a vernos. Somos especialistas en magnetoterapia, aunque utilizamos la terapia más adecuada para cada dolencia.

Siguenos en Facebook y en Google+ y si eres de Oviedo visita By Capella, nuestra tienda de la calle Magdalena, donde tenemos a tu disposición complementos relacionados con la salud y el bienestar.

Comentarios Recientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*