Hongos para curar el cáncer

16 de enero, 2018

Siempre me pareció apasionante el mundo de los hongos, esos organismos a los que no se considera ni animales ni plantas, que desde hace cientos de años se utilizan para tratar diversas infecciones y que hoy en día sirven para curar enfermedades tan penosas como el cáncer.

El Doctor Shiuan Chen y su equipo de científicos de la City of Hope, fueron de los primeros en estudiar los posibles efectos del champiñón común en el cáncer. No en vano, la revista Estadounidense Us News nombró en varias ocasiones a City of Hope como uno de los mejores hospitales para tratar el cáncer en Estados Unidos.

Pero por lo visto el poder de los hongos va más allá. Parece ser que los hongos y las plantas están conectados por una especie de red Wifi, con la que se envían señales de alarma en casos de plagas o sequía.

Suzzanne Simard, científica en la Universidad de Columbia Británica, lleva más de 20 años estudiando la comunicación que hay entre los hongos y las raíces de las plantas, lo que se conoce como la Red de Hartig. “La mayoría de los sistemas vegetales crecen sobre esta asociación simbiótica en la que el hongo suministra a la planta compuestos inorgánicos como nitrógeno o fósforo que esta necesita para nutrirse y crecer, y la planta aporta al hongo azúcares resultantes de la fotosíntesis”. En la simbiosis no solo se intercambia carbono por fósforo o nitrógeno, sino que los hongos también aportan a las plantas otros nutrientes como cobre, hierro o zinc, y compuestos químicos para resistir a situaciones de estrés, como el ataque de patógenos o las sequías.

El ecólogo Kevin Beiler, investigador en la Universidad de Eberswalde (Alemania) y discípulo de Simard, estudió el vínculo entre los abetos de Douglas y las especies de micorrizas, a través de sus conexiones genéticas. En el observó que cada abeto está conectado a más de 1.000 especies de hongos y su estudio fue publicado en la revista Journal of Ecology.

Cada día son más los oncólogos que utilizan la micología para el tratamiento coadyuvante del cáncer de sus pacientes. Es el caso del prestigioso oncólogo Dr Pere Gascón, que recomienda tomar setas a sus pacientes para reforzar su sistema inmunológico, reducir los efectos tóxicos de la quimioterapia y mejor su calidad de vida.

En el Centro de Terapias Múltiples Capella utilizamos setas de Hifas da Terra y tenemos los conocimientos necesarios para recomendar los diferentes hongos según la problemática de cada persona.

Pero además de su uso terapéutico las setas deberían estar presentes en nuestra alimentación debido a sus múltiples propiedades nutricionales. Contienen gran cantidad de agua respecto a su bajo contenido en grasas e hidratos de carbono, motivo por el cual se recomienda su consumo en dietas de adelgazamiento. Son ricas en Potasio, para evitar la retención de líquidos y su alto contenido en fibra favorece el tránsito intestinal. También contienen fósforo, fundamental para nuestros huesos y selenio, un mineral antioxidante que previene la degeneración de las células, elimina del organismo metales pesados y previene enfermedades como el cáncer. Su contenido en cobre refuerza nuestro sistema inmúnológico, vascular y nervioso. Otros minerales que contiene son el calcio, sodio, magnesio, manganeso, silicio y azufre. Y también contienen hierro sin fitatos, que lo hacen más absorbible que otras fuentes de hierro. Las setas son ricas en vitaminas del grupo B, aunque también tienen cantidades significativas de vitaminas C, A y E.

Si lo que quieres es prevenir, añade las setas a tu alimentación un par de veces a la semana, pero si tienes un problema más serio, relacionado con tu salud, ven a vernos.

Puedes seguirnos en Facebook y Google+, donde diariamente publicamos artículos relacionados con la salud, o visitar nuestra tienda de productos naturales By Capella

Comentarios Recientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*